lunes, abril 03, 2006

El León no es como lo pintan.

Todo mundo ha visto, ya sea en la tele o en algún anuncio, la cara de un dinosaurio bonachón, que lleva por nombre "Barney". Todo el mundo adulto odia a este dinosaurio que se encarga de entretener niños y además les enseña cosas súper "divertidas e interesantes".
¿Pero es Barney tan malo como parece? Tendremos que analizar la vida de este semi dinosaurio de color púrpura.
Barney es más antiguo de lo que podríamos pensar. Fue creado en 1987 por una ex profesora de nombre Sheryl Leach, cuyo sueño era crear videos educativos para niños de pre escolar. Se juntó con Kathy Parker, otra ex profesora, y Denis DesZacher un productor de videos. Lo más interesante es que Barney estaba planeado para ser un "Oso", sólo que despúes de que Leach se dio cuenta de la fascinación de su hijo por los dinosauria, decidieron convertirlo en ese T Rex bonachón y púrpura.

Fue un gran golpe de suerte el que puso a Barney y sus creadores en las televisoras más importantes del mundo, pues Leora Rifking, hija de Larry Rifkin, vice presidente de la programación de una televisora en Conneticut, quedó embelesada con el dino que embeleca, lo cual hizo que su padre se pusiera en contacto con los creadores de Barney. Así llegó barney y todos sus secuaces a la cima como modelos de miles de niños, que aprenden sobre amistad, cooperación, salud, a compartir y ser todos unos niños modelos. Suena a que Barney y sus camaradas tiene un buen próposito en la vida ¿no?

Yo creo que Barney es de la misma traza que el lobo de Caperucita Roja, ya saben, primero es muy buena onda y la ayuda a llegar a casa de su abuelita, para después devorarla de un sólo bocado. Sí, Caperusita Roja, no sobrevivió a la mordida del lobo y no hay dichos cazadores.

¡¡Lo dudan!!, sólo miren la imagen que he puesto y lo descubrirán...

Ésta es una imagen verídica. Yo fui testigo ocular y el impacto fue tan grande que se grabó en mi mente. Por eso ahora me doy a la tarea de divulgar la verdad sobre éste Michael Jackson de la dinosauria...

6 comentarios:

Licery dijo...

¡¡¡¡Hola amigo Osgard!!!!

Pues ¿qué puedo decirte al respecto?. Algo que si es seguro es que ese dinosaurio jamás ha sido de mi agrado, ni el diseño, ni el programa, ni me parece tierno y bonachón, ni nada. Tal vez sea porque fué planeado para niños con otro tipo de cultura (la mayoría de los niños en Estados Unidos ven televisión por más de 12 horas diarias tal vez como sustitución de una persona que sea responsable de su educación y aprendizaje); además, cuando apareció (1987, eso si que no lo sabía) yo estudiaba la secundaria y seguía siendo aficionada de otro tipo de entretenimiento, que tal vez no son muy educativos que digamos pero me gustaban más, como "la pantera rosa" (es mi caricatura favorita)que aunque no habla, es mucho más expresiva para transmitir sus mensajes e ideas.

Por otro lado, ahora es un poco difícil saber cuál es el tipo ideal de entretenimiento para niños. Por un lado BARNEY y por el otro caricaturas (si es que se pueden llamar así)llenas de violencia o comportamientos inadecuados como SOUTH PARK. Creo que lo único que originan estos programas en los niños es no tener la capacidad de decidir y actuar por ellos mismos, y lo que es peor todavía es que nadie les explica la diferencia ni los límites entre la realidad y la ficción, y cuando llegan a una edad adulta resultan ser personas sin razonamiento propio y sólo siguen lo que los demás hacen.

En fin, debemos tener cuidado con lo que los niños ven o escuchan porque no todo lo que parece bueno lo es en realidad.

Bien por tu dibujo ;-))

Nerpus dijo...

Gracias por tu comentario. Aunque por lo visto el objetivo de la entrada dista mucho de ensalsar la grandeza y buena intención de Barney, sino todo lo contrario. El dibujo que puse ilustra el sarcásmo de mi comentario. Creo que voy a tener que cambiar la historia.
En cuanto a las caricaturas, creo que siempre han contenido violencia, en menos cantidad, pero ahí está, incluso la pantera rosa es violenta. La falta de tiempo por parte de los padres es una de las causas por las que los niños ven tanta tele. En Méjico, ésto es una fenómeno que ya es realidad. De ellos depende que sus hijos vean programas adecuados, South PArk y muchas caricaturas más, no son para niños, aunque éstos las vean. Eso es cuestión de los padres que les permiten verlas.

Violeta dijo...

En realidad lo que yo sabia (y de hecho lo vi en un documental) es que en EU a una señora se le ocurrio hacer una fiesta de su cumpleaños para su hijo y este disfraz ella lo realizo por que queria algo diferente. Este dino tuvo tanto exito que lo empezaron a solicitar en las diferentes fiestas por lo que un dia alguien famosillo se llego a enterar y fue como pidieron que este representara un show, lo cual agrado bastante, pero su nombre era otro (el cual sinceramente no recuerdo). El nombre actual fue creado por los grandes de estas cadenas y "afortunadamente"para ellos tuvo bastante éxito.
felicidades oscarillo.

The Fish out of Water dijo...

A mí también me repatea ese famoso Barney, pero con sorpresa veo cómo les encanta a los niños de 3 o 4 años. Yo creo que es nefasto para mí y para la mayoría de los adultos, pero si hace feliz a los enanos pues qué le vamos a hacer... A mi sobrina le encantaba cuando ella tenía esa edad (3 años) pero ya abrió los ojos a la realidad y ahora está de nuestro lado, je je....
¿¿Michael Jackson?? Por ahi escuché que Barney es gay, por aquello del color, pero chale con tus comparaciones, estimado Nerpus.
Saludos
George

Nerpus dijo...

Gracias amigo George por tu comentario. Es cierto Barney puede ser el hijo gay de algún T Rex despistado, pero es muy atractivo para los pequeños piltoncles. La comparación junto con toda la entrada es verdaderamente absurda. Ese era el objetivo, poner algo absurdo y divetido.

Anónimo dijo...

Hey what a great site keep up the work its excellent.
»