jueves, abril 05, 2007

La Sierra Gorda de Serra.

La Sierra Gorda, o cordillera Madre Oriental, abarca parte de los estados de Hidalgo, San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro. Se cree que tiene una antigüedad de ocupación de 6000 a 4000 años. Ha sido hogar de diversos grupos étnicos como jonaces, huastecos, ximpeces y pames. Se han encontrado lazos con otras culturas como Tula, Teotihuacan, la zona del Bajío, los valles de Querétaro y San Juan del Río.

También es aquí donde se llevaron acabo algunas de las expediciones más cruentas de nuestra historia. Muchas de ellas dirigidas a mediados del siglo XVIII por José de Escandón y la Helguera, primer conde de la Sierra Gorda, quien no tuvo misericordia y exterminó a un gran número de habitantes indígenas, con el fin de alcanzar la "paz" en la Novohispania.

Un buen ejemplo de estas batallas llega a nuestros días como un mito y se desencadenó en el Cerro de la Media Luna, muy cercano a la población de Jalpan. Se dice que ahí en 1749, jonaces que eran los más agresivos y feroces de los chichimecas, se enfrentaron a las hordas españolas. Cuando los indígenas vieron perdida la batalla, se arrojaron desde el cerro familias enteras en un intento desesperado de suicidio colectivo, mateniendo así su integridad cultural.
Finalmente se logró pactar la paz, aunque no por medio de la guerra y la deshonra, sino a través de la evangelización. Así es, nuestros compadres franciscanos llegan una vez más a la escena. En 1550 se da vida a la actividad misionera hasta que en 1784 muere Fray Junípero Serra y con el proceso de evangelización no sin antes haber dedicado los último 11 años de su vida a esta honorable tarea. Dentro del interesante legado en la Sierra Gorda, quedan las 5 misiones que en ella se encuentran, todas lidereadas por Junípero.

La Sierra también guarda sus secretos entre la diversa flora y fauna que se encuentra ahí. Pasando Pinal de Amoles, hay una entrada muy escondida con un letrero casi imperceptible que lleva a una carretera curvilínea de terracería, y da a la entrada de la cascada de "Chuveje". Al llegar al estacionamiento, son unos 20 minutos a pie por un camino muy angosto a lo largo de la montaña. Los ojos se deleitan al ver toda la diversidad arbórea, sus colores, el sonido de las aves y por supuesto el del río que ahí se encuentra. Este lugar es un ejemplo vivo del paraíso en nuestro país, que muestrz el contraste de colores y lo muerto y lo vivo, como el rocío entre naturaleza muerta. Y está es una hoja "seca".
Obvio uno no queda satisfecho y la verdaera recompensa es encontrarse enfrente de la alberca donde cae la cascada y uno se envuelve en su paz, su silencio, y las muchas mariposas que vuelan por dondequiera.

Kilómetros más adelante se llega a Jalpan de Serra (llamada así en honor a Junípero), ciudad desde 1904 cuando ya contaba con servicio telefónico. Es muy pequeño, sólo tiene dos bancos y se encuentra rodeado de las montañas serranas. Aquí se fundó la primera misión el 20 de abril de 1744 por Fray Pedro Pérez de Mesquía. y fue construida (1751 y 1758) por Fray Junípero a su llegada en 1750.

La misión se encuentra enfrente del zócalo y está dedicada al apóstol Santiago. Tiene un atrio de buen tamaño y tres entradas. La barda que se ve, no es la original.
Su fachada es de estilo barroco y en ella quedaron plasmadas tanto ideas europeas como prehispánicas.

Las misiones tienen el mismo estilo, planta de cruz latina, torre campanario de lado izquierdo y claustro del lado derecho. En la de Jalpan se ve en el cuerpo superior a la Vírgen del Pilar y a la Guadalupana. Y en la parte inferior a Francisco de asis del lado derecho. En medio se ve el escudo franciscano con la mano leprosa de éste cruzada con la de Dios.

Como ya lo mencioné, la fachada posee elementos indígenas como águilas y maíz, también europeos como los santos y las coronas. Todas las figuras son de estilo tequitqui.

A pesar de que el clima no ayudó en mucho pues llovió a cántaros todas las tardes, me la pasé muy bien. Ya no pude visitar más que esa y otra que por sus características la hacen por demás interesante y ésta es la misión de La Purísima Concepción de Bucareli en la localidad de Puerto de Tejamanil, municipio de Pinal de Amoles. Aunque ni la más remota idea tenía sobre lo que me iba a enfrentar cuando se acordó ir allá. Esta misión fue fundada por Fray Juan Guadalupe Soriano alrededor de 1797. Nunca se terminó de construir y en 1914 fue abandonada para finalmente ser suspendida en 1926. Sólo se puede ver una parte del convento, las minas y la iglesia. Camino a Tequis o San Juan, se encuentra la desviación a Bucareli. Es una hora más o menos llegar ahí. Al tomar ese camino uno se interna en la sierra. Terracería en su máxima expresión, no apta para viajeros ligeros. Hay piedras enormes que maltratan los autos sin compasión. Mi auto terminó con una llanta ponchada al regreso de Bucareli. Uno siente que no va a llegar a ninguna parte.

Al final ésto es lo que se puede ver: Y ésto:
El camino no es fácil, muchas curvas, terror para los estómagos déblies. Aunque lo que se admira es verdaderamente increíble. Las montañas de la Sierra cambian de colores, olores, y contrastes, hay verdes, cafés, rojos, áreas semi-áridas, boscosas con cipreses, ocotes, pinos y sabinas, ríos y cascadas. Un lugar serio para actividades al ire libre y la admiración de centros conventuales que son su máxima atracción. No por eso fue declarada reserva de la biósfera en 1977.

7 comentarios:

Mary Carmen dijo...

Que onda Nerpus!!
Te aventaste un diez con este viaje y con las fotos que nos muestras!! Definitivo no cualquiera se animaría a recorrer caminos difíciles, y menos sin saber lo que podría encontrar! Eso es precisamente lo que hay que conservar: el espíritu aventurero para dejarse sorprender, aun cuando lo que hallemos pueda no corresponder a nuestras expectativas. Espero que pronto pueda visitar estos lugares, porque los paisajes se ven, de verdad, increíbles! un abrazo!!

Anónimo dijo...

aaaahhhh! las fotos, sabes que me encantan, la que me gusto más es la del templo de la misión de Bucareli, esta muy chida, y como todo lo bueno cuesta, esta aventura no fue la excepción, pero tu siempre sales airoso de estas aventuras que cuentas y que con tu estilo las haces parte de tus lectores y nos transportas al lugar no tengo mas decir que: gracias!
Ale

Nerpus dijo...

Saludos Mary:
Creo que en verdad no tienes una idea de lo que sufrí, jejeje. Aunque el bólido sufrió más. Al regreso de Bucareli, comenzó a llover, pero no fue una lluvia gentil ¡¡eh!! Cayó granizo y creo que tenía el tamaño de canicas bombochas, pensé que se estrellaría mi parabrisas. Vi como varios rayos se estrellaban en las montañas enfrente de mí. Lo que más temía era que descendiera algo de niebla, pues manejas junto a inmensos barrancos. Para mi suerte no pasó de una llanta ponchada. Si ese es el espíritu aventurero, jejeje, sí lo tengo. Gracias.
Ale:
Lo que dices es suficiente y me alegra que te hayan gustado las fotos. Tomé como 55 de ellas, pero por obvias razones no puedo poner todas, así que escogí sólo unas cuantas. Muchas gracias por tu comentario.

Licery dijo...

Órale teacher, creo que cada vez encuentras un lugar más desconocido por mí y que además también cuenta con una historia con nombres súper nuevos (al menos para mí, si lo son).

Como siempre las fotitos y tu especial forma de describir las cosas hacen volar la imaginación y transportanrnos al lugar de los hechos.

Saludos desde un lugar en la Ciudad de México (o Méjico como a veces tu lo escribes, ¿porqué eh?) llamado "mi oficina" jajaja

P. D. Ojalá que nunca se agote ese espíritu aventurero que te hace ser muy diferente de las otras personas que conozco ;)

P.D. # 2 Intenté cambiar el nombre pero no pude :/

karina dijo...

Fasinante!!!! Realmente los lugares alejados de la civilización son magníficos, ya que disfrutas de un ambiente puro y relajado. Cambiar de aires es muy grato y más para uno que vive en la ciudad, debido a que te olvidas de todo. He tenido la fortuna de visitar Sn. Juan del Río, Tequisquiapan, Peña de Bernal y son lugares hermosos. Me imagino que estar en la sierra de Querétaro ha de ser mucho mejor.

He estado en la sierra de hidalgo por cuatro días, sin luz, agua, sin baño, obviamente y mucha gente pensaría que incómodo, pero los paisajes y las vivencias son incomparables.

Me gusto tu aventura, espero que tu carro ya esté mejorcito, jejeje
Que estés bien, ciao ragazino Oscarino.
Saluti

isabel dijo...

Hola!

Creo que me había tardado un poco en escribirte.

En una practica que tuve dle curso visite la sierra gorda y creeme como tu ya lo viviste fué una experiencia inolvidable. Sobbre todo en Pinal donde se encuentra la "Puerta del cielo"-creo que se llama así ya no recuerdo muy bien- pero lo que si recuerdo es la neblina tan intensa que habia y nos detuvimos y al hacerlo sentiamos que estabamos en el cielo.

Fue muy chido!!

Solo ye quiero decir y creo que muchos ya te lo han dicho....

Una de las cosas que admiro de ti es la forma en la que escribes, ya que para muchas personas es dificil el hacerlo de esa manera tan singular.

Creo que es un don que tienes y que bueno que lo sepas aprovechar y compartirlo con nostros.

Gracias!!!

Saluditos

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

Estoy realizando un blog sobre el pueblo de Cazorla-Jaén-Andalucia-España y deseo compartirlo con todos vosotros.

La dirección es la siguiente:

http://panoramicacazorlense.blogspot.com/

Dejar en ella todos los comentarios que queráis.
Espero que os guste y la disfrutéis.

Un saludo.

Abraham