viernes, mayo 12, 2006

Playa Azul

El pasado puente del 1º de mayo, decidí visitar un lugar que no tiene mucha difusión en el país. Y creo ésto, ya que a las personas a quienes les he contado sobre mi viaje, no conocen o jamás habían escuchado sobre este lugar.
Playa azul se encuentra en Michoacán, en el municipio de Lázaro Cárdenas. Hay dos rutas alternas, ya sea por Michoacán o ya por Guerrero.
Si se toma la vía hacia el Michoacán, se va uno hacia Morelia, de ahí a Pátzcuaro y de ahí a Lázaro Cárdenas. La autopista está en buenas condiciones y ofrece diferentes paisajes, ya boscosos, ya semi áridos, por ende también el clima varia según el punto donde se encuentre uno. Se disfruta del viaje sobremanera. Perdón, los pasajeros lo disfrutan, el que conduce... no tanto.
Si se toma la ruta hacia Guerrero, se va uno a Acapulco y de ahí hacia Zihuatanejo-Ixtapa y a Lázaro 122 km más adelante. Esta última opción oferece una panorámica más ad hoc, es decir, llega un punto en el viaje donde se conduce a un costado del gran océano, lo cual causa mucha emoción, pues uno empieza a quasi disfrutar de los placeres del mar, ya sea el oleaje de éste o el sonido que produce, su olor... Y por supuesto el clima caliente de la costa. Olvidaba decir, que esta ruta también implica un gasto mayor. Tan sólo 600 pesos de Méx a Aca.
De ahí a Zihuatanejo son unas 5 hrs. de carretera libre.
Mi viaje a Playa Azul fue en condiciones aparentemente adversas. El viaje, como muchos otros viajes que he hecho, brotó de una conversación de 5 min. No había reservaciones de ningún tipo, ni idea alguna sobre dónde llegar, qué esperar y hacia dónde partir. Todo éso creó una atmósfera de plena aventura hacia lo desconocido. Partí pues, el sábado a las 20 hrs después de una acalorada discusión sobre qué ruta elejir. Debido a la ubicación donde me encontraba, se votó por la vía Méx-Aca. El viaje fue nocturno, sin preocupaciones de ninguna índole, música de fondo, una charla amena... De penumbras cubierta la carretera, sonidos de insectos y uno que otro auto como compañía extra.
Llegábamos a Acapulco a la una de la mañana, sin accidentes ni cortapisa alguna. Una vez allá, tomamos el camino a Zihuatanejo. Gran sorpresa me causó ver que faltaban hartas horas más. ¡¡En fin!! Como a las 3 de la mañana, nos detuvimos en un pueblo perdido, tardamos unos 40 min en encontrar dónde hospedarse. A la mañana siguiente la imperiosa necesidad de un buen baño se vio medio frustrada al descubrir que no había shampú, sólo un triste jabón (en mis viajes es común vivir este tipo de anomalias). Así que con gran desilución tomé un baño de agua fría, no había opción, y me bañé como pude. Semi refrescados por el agua, continuamos el viaje. Nos detuvimos en el camino a comer algo, (ahí fue donde tomé la foto de arriba). Es para recordarse el manejar por un buen tramo junto al mar y su eterno sonido causa del vaivén de las olas.
Unas horas después, llegábamos a Lázaro Cárdenas. Una vez allá, sólo era menester indagar cómo llegar a Playa Azul.
Después de dos intentos infructuosos, finalmente supimos cómo.
Playa Azul es una de las tantas playas que se pueden disfrutar en Lázaro Cárdenas, todas bañadas por el agua fría del Océano Pacífico.
La playa estaba practicamente desierta, sólo unas cuantas familias dispersas, algunos piltoncles corriendo y chapoteando en las aguas frías aquí y allá.
Con los cabellos hirsutos, un traje de baño viejo y las hartas ganas de estar en la playa, me dirigí a ella. No me sumergí en las no tan azules aguas debido a su temperatura.
Fue relajante caminar en la arena, mojarse en el mar, comer en la playa y asolearse un poco. Tenía ya mucho tienpo sin visitar una playa.
Fue difícil despedirse de este lugar que nos entretuvo, dio de comer, y relajó.
El regreso tomó una ruta diferente, en esta vez, conducimos a Morelia.
Verdaderamente es una pena que la gente sólo visite lugares más populares, como Acapulco
Valle de Bravo, etcétera. Michoacán tiene todo tipo de lugares, ya sean coloniales, playas, bosques. La falta de información y el poco interés por viajar y conocer lugares nuevos, impiden que sitios como Playa Azul sean aprovechados por nosotros. Aunque por otro lado, es una buena forma de que se mantengan en buen estado.
Si tienen dinero y tiempo visiten Playa Azul no se van a arrepentir.

7 comentarios:

The Fish out of Water dijo...

Hey Nerpus, yo soy delos privilegiados que sí conozco Playa Azul, aunque fui cuando tenía como 7 años, pero no se me olvidó su belleza y por las fotos, parece que no ha cambiado mucho (claro, fue apenas hace unos cuantos años cuando fui....yeeeeaaaaahhhh, suuuuuuure!!).
Qué buena onda que tuviste la oportunidad de conocer esos lugares tan paradisiacos, aunque tu viaje tuvo algunas penurias.
Ya hasta me dieron ganas de volver a ir. A ver si le pregunto a mi padre qué ruta tomó para ir, porque se me hace que te metiste en camisa de once varas con la que tú elegiste.
Saludos
George

Nerpus dijo...

Gracias por tu comentario George, siempre son bienvenidos.
Pues déjame decirte que no tenía idea de cómo llegar a Playa Azul. En la escuela me dieron como 4 rutas diferentes, y lo único que hice fue escojer la más próxima a donde estaba. Una de ellas me la dio Rogelio tu contador. Confié en ellas (en las rutas) por que todos (los que me las dieron)parecían o al menos sonaban como unos expertos en la materia. La verdad no importa que haya sido camisa de once o doce o quinientas varas, el viaje tuvo su encanto hasta en los más oprobiosos pormenores, jejeje.

Licery dijo...

Hola amiguito :)

Pues había escuchado de ese lugar, pero como que la persona que me dijo no estaba muy feliz de haber ido.

Déjame decirte que yo tampoco he ido (¿hace mucho calor?).

Que padre que te hayas divertido a pesar de las cosas que pasaste (eso de no poder bañarte a gustoooo¡¡¡¡¡si que es una calmidad!!!!!, bueno eso es algo bueno de ti, siempre encuentras el lado positivo de las cosas.

Las fotos están geniales, hasta parecen que son postales, ya sé que las tomaste tu (creo que otra de tus cualidades es la de super fotógrafo)

Bueno, pues gracias por compartir tus experiencias con el mundo.

P.D. Por cierto, ¿qué trajiste de recuerdito para mi...?

Leticia dijo...

Bien, me da gusta saber por ti que existe Playa Azul. No había escuchado de
ella, como bien dices, no es popular como otros lugares. Bueno espero siga
conociendo otros más por esta vía y si puedo un dia te contare de mi próximo
viaje a Costa Rica (San José). Bs Bye

Violeta dijo...

Te recomiendo "cerro hermoso". La tranquilidad y el disfrute del caminar solo o
acompañado, se gozan a lo grande. Se come un pescado que es, bueno... EXCELSO
Esta en Oaxaca, es mar abierto y se junta con una laguna donde puedes caminar
metros sin ahogarte y con unos pecesillos a tus pies.

Anónimo dijo...

I like it! Good job. Go on.
»

Anónimo dijo...

Nice idea with this site its better than most of the rubbish I come across.
»