miércoles, junio 11, 2008

México D.F., bajo el manto de *Tezcatlipoca.

México Distrito Federal. ¿Qué piensan cuando pronuncian esas palabras? ¿Gente, tránsito, crimen... sus palacios? Su nombre encierra muchos aspectos de la vida mexicana, así como una larga y rica historia que ha ayudado a transformar al país entero.


Y a pesar de todos los embates políticos, abusos de la sociedad y nombres utópicos -como el de la esperanza-, la ciudad de México, o mejor dicho la llamada "Ciudad de los Palacios", pues ese es su verdadero nombre, sigue en pie y latiendo como nunca, encerrada en la dualidad de lo moderno y lo antiguo. La belleza de este lugar y sus "palacios" se puede ver aún por doquier, sobre todo cuando el manto nocturno de Tezcatlipoca la anega y engalana.


Siendo ahora el turno de nuestra ciudad, les presento un tour por algunos de los edificios y estructuras más sobresalientes de ella durante la noche.

AUDITORIO NACIONAL.
Se empezó a construir en 1948 bajo el gobierno del Sr. Presidente Miguel Alemán Valdés. Aunque se abandonó por un tiempo debido al alto costo de su construcción, se retomó en el año de 1952 y los arquitéctos eran Fernando Parra, Beltrán y Puga y Fernando Peña. En un principio se le llamó Auditorio Municipal, ya que dependía del departamento del D.F. pero Adolfo Ruiz Cortines en 1953 le dio el título de Auditorio Nacional. Las obras se concluyeron a principios de 1955 con un concierto de la Orquesta Sinfónica de la UNAM. De 1990 al 91 fue remodelado casi en su totalidad que incluyó el reacondicionamiento de los 10 000 m2 originales más la construcción de 20 000 m2 más. Ahora en él se presentan artistas de talla nacional y también mundial.


TORRE MAYOR.
Con una altura de 225 metros desde la banqueta y 59 niveles con 4 sótanos de estacionamiento, este imponente rascacielos, legado de la firma canadiense Reichman International, supera a cualquier otra torre construida en el Distrito Federal. Su construcción dio inició en enero de 1999 y se terminó en 2003. Se demolieron los edificios anteriores en las calles de Río Elba, Río Atoyac, y su portada da a Reforma. Aloja al rededor de 48 firmas del tamaño de Deloitte, IXE Grupo Financiero, Western Union, etc. Tiene un diseño muy modernista entre lo que destaca; 30,000 m2 de cristal en la fachada sur con aislamiento térmico y acústico, 13, 000 m2 de precolados de granito en la fachada norte y acabados de granito y mármol en áreas comunes y el vestibulo, además cuenta con un mirador abierto al público. Sin duda una maravilla de la modernidad arquitectónica.



La fuente de la DIANA CAZADORA.
Siguiendo por Reforma hacia el norte, se encuentra uno con esta agradable fuente en medio del crucero, Reforma, Mississipi y Sevilla. Junto con el Ángel de la Independencia, es uno de los íconos de la ciudad. Se creó gracias a los planes embellecedores del Sr. Presidente Manuel Ávila Camacho. Con la ayuda de Javier Rojo Gómez, entonces regente de D.F. se encomendó al arquitecto Vicente Mendiola y al escultor Juan Olaguíbel la misión de crear una fuente. El tema fue la Diana, que en los cuentos romanos caza bestias, y en la versión mexicana estrellas, así que por ende su verdadero nombre es "La Flechadora de las Estrellas del Norte". El buen Juan, escogió a una joven de 16 años como modelo, cuyo nombre es Elvia Martínez y cuya paga fue el mostrar su cuerpo desnudo inmortalizado en bronce, y se elaboró de abril a septiembre de 1942. Es interesante saber que el rostro no es el de la modelo, sino de alguién más. Su rostro es el de la pequeña Diana que se encuentra en la calle de Génova en la Zona Rosa.



La gente conservadora de esa época dio el grito en el cielo, y le colocaron ropa interior y otros trapos lo que finalmente dio pie a que Juan Olaguíbel le pusiera ropa interior de bronce. Durante las celebraciones de las olimpiadas en 1968, Olaguíbel logró remover esa prenda pero lamentablemente se dañó la estatua. Se fundió una más, que es la que podemos ver y la otra fue vendida al regente de D.F. Alfonso Corona del Rosal quien la donó a su pueblo natal, Ixmiquilpan, Hgo. en 1970. Se le ubicó originalmente en la calle Río Ródano, cerca de Chapultepec, pero a causas de las obras del circuito interior, se movió de ahí al olvido. No fue sino en el año de 1992 que se colocó donde se ve actualmente.



EL ÁNGEL DE LA INDEPENDENCIA.

Este monumento a nuestra libertad está a una cuadra más al norte desde la Diana. Es el símbolo más importante de la ciudad y lugar de reunión para tumultos en protesta, fanáticos de equipos fracasados y todo tipo de movimiento en masa. La idea de un monumento así surgió en el año de 1843 aunque se pensó ponerlo en la Plaza de la Constitución, o sea Zócalo. Pero no fue sino hasta finales del siglo XIX que Porfirio Díaz encargó el trabajo al arquitecto Antonio Rivas Mercado, quien tomó la antigua idea de una dama alada sobre una columna corintia. Y con un costo de 2 millones y pico de pesos, se ignauguró en 1910 al celebrar 100 años de independencia.

El Ángel (de 6.7 mts y 7 toneladas y obra del escultor italiano Enrique Alciati) se encuentra a una altura de 45 mts sobre una columna corintia de cantera de Chiluca. Es una representación de la diosa griega alada de la victoria. En una mano lleva una corona de laurel y en la otra una cadena con eslabones rotos. En la parte inferior se encuentran cuatro mujeres: la Ley, la Paz, la Justicia y la Guerra. En 1925 se trasladaron los restos mortuorios de varios héroes de nuestro país, la lista es: Miguel Hidalgo, Igancio Aldama, José Mariano Jiménez, José María Morelos y Pavón, Vicente Guerrero, Ignacio Allende, Francisco Javier Mina, Nicolás Bravo, Mariano Matamoros, Andrés Quintana Roo, Leona Vicario y Guadalupe Victoria. O sea que a parte de ser un monumento es también un mausoleo...



Pabellón Coreano en el Bosque de Chapultepec.


* (El manto nocturno)

6 comentarios:

Licery dijo...

Cuando escucho las palabras "DISTRITO FEDERAL" pienso que es un lugar mágico, donde todo es posible, todo puede pasar, todo puedes encontrar, y no se puede descartar nada; ya ves, últimamente hasta playas y pistas de hielo puedes encontrar, y lo que lo hace mágico es que todo sucede al mismo tiempo, no importa que temporada sea, de vacaciones, de lluvia, de sol, de temblores, de manifestaciones, etc, etc, etc,

A mí me gusta más como se ve la "CIUDAD DE LOS PALACIOS" en la noche, muchas luces, la mayoria de las personas están más felices que durante el día, más relajados, para muchos comienza el reventón y termina en la madrugada del día siguiente. En mi caso, yo prefiero la noche porque es más fácil estudiar, trabajar, comprar, las fiestas, etc, etc, etc, en el día como que me cuesta más trabajo pensar. jajajaja

Haciendo cuentas, creo que he pasado más de la mitad de mi vida en el D. F. desde que estudiaba en la universidad (porcierto, porqué no mencionaste CIUDAD UNIVERSITARIA? ese lugar es PRECIOSO, HERMOSO, LINDO, BELLO, ENCAMTADOR.........de día y de noche)las clases de inglés, todo lo que llevo trabajando siempre ha sido en el Distrito Federal.

En fin, que bien que volviste a escribir, ya te extrañaba....Te mando saludos desde mi trabajo en SANTA FE.

Charis dijo...

Pues realmente al escuchar el nombre de está gran metropoli, la mayoría de la gente piensa que es una gran ciudad en la cual se puede todo, otros piensan en la delincuencia. Pero yo ahora pienso ciudad sobrepoblada, es muy bello el DF, pero creo que ya tiene sus desventajas para poder vivir aquí apesar de tanta modernidad.

Que grosero!!! Anduviste cerca de mi casa y no me pasaste a saludar, feop!!!! jejeje. Me gustaron mucho las fotos que publicaste, estan padres. La que subiste de la Diana está mejor que la que me enseñaste por el msn.

Buena entrada Oscarín, me escapé pa escribirte algo paque no piense que no lo quiero. Sigue investigando sobre la historia del país paque me sigas cultivando. Salu2 Y besos, ciao.

Anónimo dijo...

Hola:
Ya hacia un buen que no entraba a tu blog a transportarme, y es que estando tan lejos te llegas a olvidar de la esencia de esas personas que compartieron un lapso de su vida contigo, esas personas algunas veces son pasajeras, pero otras se quedan contigo, aunque ya no se vean, en tu memoria y en tus recuerdos.Como tu, que te quedaste en mi vida aunque pasemos tanto tiempo sin hablar y sin vernos.

Dicen que recordar es vivir y por eso me gusta tu blog porque revivo ese tiempo en que coincidimos.

Si yo fui a ver a la Diana original, a Hidalgo, y fui contigo, ¿ya sabes quien soy?

Pues la tapatia, y si, a mi el DF no me gustaba, le tenia miedo y no queria ir, pero el poco tiempoo que estuve ahi me hizo darme cuenta de que es una ciudad muy bonita, y recuerdo muy bien que siempre te referias a ella como la ciudad de los palacios, que bonito nombre no?

Si, hay cosas que se pudieran mejorar, pero yo creo que se deben ver las cosas desde un punto de vista positivo y su ciudad es hermosa, tienen tantas cosas bellas, museos, eventos, teatros, templos etc. La verdad es que no cualquier ciudad tiene todo eso junto y tan barato.

Ahora les corresponde a ustedes cuidarla y a los visitantes (me incluyo) cuando vayamos tambien.

Mi ciudad tambien es muy bonita pero carecemos de tantos buenos lugares que ustedes si tienen. por eso aprovechen su ciudad y cuidenla mucho.

Amiguito, te extraño, te mando un abrazo y prometo entrar a tu blog mas seguido.

Besos y cuidate:)

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

En agradecimiento a tus fieles visitas y amables comentarios, durante este primer año de vida de “Panorámica Cazorlense”, blog de Cazorla y su bella Sierra, es para mi un honor y una prueba de amistad, el concederte simbólicamente la “Medalla de Oro de la Ciudad de Cazorla”. Podrás recoger este premio en dicho blog.
Un abrazo.

The Fish out of Water dijo...


Muy chidas las fotos, amigo. La ciudad de México es un lñugar que en general me gusta mucho.... yo lo veo como una ciudad que complace a personas de todos, o casi todos los gustos, encuentras de todo, parques, museos, universidades, teatros, tiendas y antros de todo tipo.
Su historia es por demás interesante y los diversos edificios que mencionas son parte del gran atractivo de esta ciudad.

Lo que en mi opinión le resta belleza es el tráfico, es una cosa espantosa que puede arruinar tu día, tus planes y hacer incluso que tengas problemas en el trabajo.

Pero de ahi en fuera es una ciudad atractiva, histórica y cultural.
Y como dice, aquí nos tocó vivir :)

Saludos
George

PILTONTLI dijo...

Hola a todos mis amigos visitantes. Muchas gracias por sus comentarios. El D.F. se puede percibir de diferentes formas dependiendo de quien lo vea, ese es el efecto que causa una ciudad de tal magnitud. A mi amiga Tapatía, recuerdo muy bien tu cara de espanto cuando entraste por 1ª vez al D.F. y mas que nada fue a causa del tránsito y la manera de manejar de la gente. Pero te conquistó. George, sí el tránsito puede arruinar todo, por eso es mejor viajar de noche. Gracias de nuevo.