domingo, abril 12, 2009

La ciudad gemela en el "Eje del Mundo".


Una vez más recorriendo el gran D.F. al circular por el eje central Lázaro Cárdenas, se ven las ruinas de lo que fue la Ciudad Gemela de Tenochtitlan, "Tlatelolco". Localizado en la llamada "Plaza de las 3 culturas", donde se pueden apreciar el gran templo mayor de tlatelolco, la iglesia virreynal de Santiago Tlatelolco y los gigantes de concreto de tan afamado conjunto habitacional.


La historia de Tlatelolco se remonta a los comienzos de la de Tenochtitlan, pues por ser ambas ciudades Mexicas llevaron una vida paralela. Se cuenta que durante la famosa pregregrinación de Aztlán a lo que ahora es el DF, Huitzilopochtli quien era el dios que los guiaba, dejó dos "tlaquimilolli" que eran bultos sagrados, uno de ellos contenía una piedra verde, este descubrimiento causó una gran pelea entre los peregrinos y no fue hasta que Huitziton quien era el líder les pidió que dejaran de pelear y vieran que contenía el otro tlaquimilolli. Al abrirlo vieron que en él se encontraban dos palos. Huitziton dio a los futuros tlatelolcas la piedra verde y ordenóles fundar una ciudad y a los futuros tenochcas les enseñó a crear el fuego con los dos palos que en el bulto estaban.




Éste fue uno de los muchos conflictos que existieron entre los tenochcas y tlatelolcas, que al principio vivieron juntos en la gran Tenochtitlan pero hacia 1337 un grupo decide mudarse a un islote llamado "Xaltelolco" que quiere decir "lugar del montículo redondo de arena". Al tener una nueva nación, los tlatelolcas se ven en la necesidad de buscar un nuevo gobernante, así que acuden al tepaneca Tezozómoc, señor de Azcapotzalco, quien nombra a Cuacuahpitzáhuac, uno de sus hijos, como iniciador del linaje tlatelolca. Los siguientes gobernantes fueron: Tlacatéotl, Quauhtlatoa, y Moquíhuix cuya derrota contra las huestes tenochcas en 1473 dejan a Tlatelolco bajo el gobierno de Axayácatl.

Así como los tenochcas fueron grandes conquistadores, los tlatelolcas no se quedaron atrás, siendo la conquista más significativa su mercado, algo que los tenochcas siempre les iban a envidiar. Las viandas y productos que se manejaban en el mercado eran de todas clases, había productos importados de otras regiones y un gran orden al vender y comprar. Exisitían jueces que arreglaban disputas entre Pochtecas (comerciantes) y marchantes, al igual que imponían castigos a los abusadores y ladrones. No es de asombrar que el mercado haya sido un buen motivo para que los tenochcas pusieran ojosn en los tlatelolcas. Moquíhuix, que había logrado grandes batallas, envalentonado por ellas creyó ser capaz de vencer a los tenochcas, les dio un buen pretexto. El poderío militar mexica acabó con él, y cuentan que fue el mismo Axayácatl que le dió muerte al empujarlo del Templo Mayor en Tlatelolco. A partir de ese momento quedaron bajo el gobierno tenochca y no fue sino hasta la época de la conquista que Cuauhtémoc subió al trono como gobernante de Tlatelolco-Tenochtitlan, siendo la primera el último reducto militar contra los españoles y él el último gran Tlatoani que gobernara tan importante urbe mesoamericana.


La Zona arqueológica de Tlatelolco es un fiero ejemplo del poderío arquitectónico y grandeza de nuestros antepasados mexicas. La entrada es libre y al ubicarse dentro de la ciudad es de fácil acceso. Dense una vuelta y no se van a arrepentir.






3 comentarios:

The A/C Superstar dijo...

Muy interesante y muy rico culturalmente. Gracias!

Licery dijo...

Hola amiguito

Vaaaya, cuánta historia y yo sin saber.

Los nombre se me hacen conocidos pero jamás me había puesto a investigar más sobre ellos.

Como siempre, fascinante....


Muchas gracias
Saludos.

Anónimo dijo...

Hola como estas??? Tenia mucho que no entraba a tu blog, y la verdad extraño mucho hablar contigo, especialmente porque siempre tienes algo que me interesa conocer o algo de lo que en algún momento hablamos, como lo es Tlatelolco, recuerdo que tu mencionaste que yo sabia mucho de este lugar pero… digamos en su historia moderna, no todo esto que acabas de mencionar, y no porque crea que se todo pero hay ocasiones en las que uno cree que ya sabe lo suficiente o lo necesario sobre algo y me acabas de demostrar que no es así, yo conocía (mas bien había oído de el, no tengo el gusto, cuando fui al DF no tuve tiempo de ir) el lugar por lo que fue la matanza, y muchos lugares que se mencionan y de hecho nombre de personas, pero nada relacionado con lo que tu acabas de escribir, así como que como siempre muchas gracias por lo que nos aportas a tus lectores, nunca terminas de sorprenderme.

Saludos y un abrazo
Atte: La tapatia