jueves, agosto 23, 2007

El Chapultépe. (Hoy en día)

Como decía en la entrada anterior, el gusto por recorrer las avenidas del bosque y sus diferentes edificios, sigue siendo una actividad común en nuestro D.F., a tal grado que me atrevo a decir que un 90% de la población al menos una vez, ha puesto pie en el bosque. Si se entra por Reforma, uno llega a uno de los más importantes atractivos del Bosque, El Lago Mayor (1898-1910). Se construyó con una fuente en forma de roca que sirve de surtidor de agua, y una isla selvática donde se colocó una réplica de la Victoria de Samotracia. Es increíble saber que durante los trabajos de salvamento del Lago hace un par de años creo, se encontraron todo tipo de objetos en él, desde tarjetas de crédito, bolsas de pan Bimbo de los 60's, credenciales de estudiantes de los 70's, triciclos, ropa, e inlcuso un "¡amarre de amor!". El atractivo del Lago es remar en sus aguas verdes, ahora en unos muy modernos botes de pedales, aunque aún hay de remos. La casa del Lago funcionó como finca de verano de los presidentes, después instituto de biolología y ahora pertenece a la U.N.A.M. como centro de difusión cultural. En ella se organizan exposiciones. Al mudarse los presidentes a la Casa de los Pinos, el Castillo queda en manos del pueblo al convertirse en el Museo Nacional de Historia (27 de Sept. 1944). Cuenta con un acervo enorme, muestras de pintura, numismática, (que es una colección de monedas), documentos, tecnología, indumentaria, y mobiliario. Todo se puede recorrer en varias salas adaptadas al flujo de la historia de las diferentes épocas del país. Y por supuesto están las habitaciones de los emperadores y de Don Porfi, en lo que es la colección del Castillo. También destaca el Museo llamado El Caracol, que narra episodios de la historia de México. Se encuentra camino al Castillo.


El Zoológico de Chapultepec también es una de las mayores atracciones del lugar. Fue fundado por el biólogo Alfonso Herrera, en un intento de traer de regreso las antiguas costumbres aztecas de tener zoológicos, en cuyas jaulas se encontraban aves de todo tipo, felinos e incluso enanos y hombres con deformidades corpóreas. En cuanto a su estructura se tomó como modelo el famoso zoológico italiano Bioparco Roma, como se le llama ahora. Se aprecia una colección de más de 2000 individuos de aves, mamíferos, reptiles con un total de 200 especies y un mariposario. Una cosa que me llamó la atención fue el hecho de que la gente va por ir, escuché a padres diciéndole a sus hijos que vieran a los "gatos" o "leones" cuando hablaban de los tigres, o en el espacio donde se encuentran zopilotes y cóndores una señora los llamó águilas, al menos no dijo que eran guajolotes. En fin, creo que la falta de interés por aprender nunca va a cambiar.


Otro punto importante es el Museo de Antropología e Historia. Recientemente fue remodelado y ahora las salas están ordenadas cronológicamento y por áreas. Se empieza con la época primitiva, el poblamiento de los continentes y el de América. Las salas que siguen muestran la riqueza de nuestro pasado y en las superiores la de nuestro presente con imágenes y maquetas de los diferentes grupos etnícos en territorio mexicano. ¡Vaya! Y ésto es sólo la primera de tres secciones. Dentro de las demás se pueden encontrar, La Feria, El Museo de Historia Natural, de Tecnología, etc.
Chapultepec es un bosque de recreo para todos. Un lugar donde el saber va acompañado de ver y vivir. Un pulmón en el D.F. y casa para muchas especies de animales como ardillas y aves. Desgraciadamente como "buenos mexicanos", la gente no hace caso de las recomendaciones que hacen los trabajadores del bosque. Una de ellas es No Alimentar a las ardillas, y la gente, como el señor de la foto, simplemente se hace ojo de hormiga. Por supuesto los puestos de comida, juguetes y recuerdos, no pueden faltar en las avenidas del bosque. No es muy recomendable ir en domingo por lo mismo, la gente se agolpa y es un poco difícil caminar en las avenidas principales, aunque se pueden encontrar unas menos transitadas.
Definitivamente, vale la pena darse una vuelta por el bosque, recorrer sus vericuetos, museos y atracciones, respirar un poco de aire fresco, o simplemente caminar sin dirección fija.

4 comentarios:

Licery dijo...

Hola amiguito Osgard :)

Pues si, tienes mucha razón, el Bosque de Chapultepec es un lugar que encierra muchos aspectos, y todo tipo de gente tiene cabida o por lo menos su lugar favorito del bosque, en mi caso me gusta el Castillo de Chapultepec, el Museo de Historia Natural, la Casa del Lago.....

He de confesar que yo tampoco conozco mucho de animales y que también me es difícil distinguir un gallo de una gallina más sin embargo, no es falta de interés por aprender sino que no es tan fácil conocer como se llaman todos los animales.

Gracias por compartir tu paseo por el Bosque de Chapultepec.

Oye, y tú no dejaste algo para la posteridad? y que cuando alguien lo encuentre sepa que existió un niño llamado Oscar Barragán o Nerpus o Piltontli u Osgard?

Israel G. Fuentes dijo...

Mi buen Oskar,

mi conocimiento del castellano no es tan bueno como yo quisiera, pero creo que ese "qué" no debería llevar acento. Si me equivoco, corrigeme por favor. BTW, es un excelente cometario que haces sobre "El Chapultépe"

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

Animo desde Panorámica Cazorlense.
Un saludo y nos leemos.

Charis dijo...

Hola, hola Piltontli!!!

Pues así es, el bosque de Chapultepec es un parque con una gran historia, alguna vez todos hemos puesto un pie ahí, verdad? jeje, recordé cuando fuimos a la exposición de España Medieval, que para variar me ibas dando clases de historia.
Y creo que un gran defecto de los mexicanos es que la mayoría no son muy observadores y no les gusta leer las indicaciones o los tableros con alguna reseña de lo que se está viendo (específicamente en museos, exposiciones y Zoológicos) sólo ven x ver.
Me hiciste reír mucho con tu chistecito del guajolote jejeje :oD

Cuídate mucho, espero estés bien, bexo y abraxo, salu2